jueves, 19 de marzo de 2009

Adicción al sexo

Siempre se habla de Ninfomanía para describir a las mujeres que no controlan su impulso sexual, pero no existe, que yo sepa, un nombre para los hombres con la misma dificultad. Sobre la adicción al sexo, pienso que tiene más que ver con la personalidad, que con el mismo sexo. Con ello me refiero a que lo que prima en cualquier adicción, es esa incapacidad de control del impulso, y como consecuencia la acción inevitable que se genera. Tras "desahogarse" puede o no sentirse culpabilidad o depresión.

El perfil de persona es parecido al ludópata, de hecho el adicto al sexo, puede tener también otras adicciones.

Hay psicopatías que tienen esta característica como síntoma, por ejemplo el trastorno bipolar. Las personas que lo padecen, no controlan bien sus impulsos. Aunque eso se lo dejo a los clínicos.

¿Cuando decimos que existe adicción?. Cuando ante cualquier oportunidad, el "no", simplemente no existe. Recuerdo que grabé hace poco un reportaje para Comando Actualidad en TVE1. Los reporteros incluyeron el testimonio de una mujer con esta dificultad en Barcelona, aunque ella lo vivía de manera positiva.

Esta dificultad es bastante desconocida. Aunque se conozca la palabra, pocos han pensado como se sienten las personas que lo padecen. Hoy abro este post, para que expresemos lo que nos parezca sobre este tema. Con humor, con sensibilidad, con empatía, como queráis...

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Queridos amigos, la satiriasis se reserva para hombres, es decir, lo mismo con diferente nombre... ...se contempla en la CIE-10 pero no en el DSM.

Alberto Sotelo

Javier Molina dijo...

Gracias Alberto, no lo conocía. Me refiero al nombre, el CIE-10 si, aunque hacía mucho que no lo oía nombrar.
Un saludo

irene dijo...

Difícil estar en el término justo, de hecho conozco a pocas mujeres adictas al sexo, y sí a muchas que pasan bastante de él, sobre todo en ciertas generaciones de represión, una pena también.
Sin ánimo de generalizar, creo que hay más "ninfómanos", llamémoslos así, aunque la sociedad haya decidido no etiquetarlos, y si alguna vez se refieren a ellos, dicen que son unos "machotes".
Yo no he tenido esa enfermedad, aunque a veces me hubiera gustado, jajajaja. Bueno, en serio, no creo que sea muy agradable.
Vale ya, me estoy enrollando, y además, de mala manera.
Un abrazo, Javier.

irene dijo...

¡Vaya!, no había leído a Anónimo, sí que tiene nombre, satiriasis. No te acostarás sin saber una cosa más.
Me gusta más la palabra ninfomanía, es más sonora y musical.

Lunarroja dijo...

Yo soy adicta al amor...

Vampirella dijo...

Las adicciones son malas. Todo en la dosis justa es más satisfacctorio.
Desde luego es mucho mas facil satisfacer la adicción al sexo una mujer que un hombre ( sin pagar me refiero).

Anónimo dijo...

¿por que no se dan casos de adictos al sexo en pareja? asi lo tendrian resuelto sin más complicaciones.

Aprendiz de Lancelot dijo...

Yo prefiero alejarme al maximo de las adicciones, de generarlas y de tenerlas.
Me encanta que me quieran y me desen mucho, pero no de una manera enfermiza, eso solo conduce al sufrimiento y la vida y el amor son para gozarlos.

Anónimo dijo...

"SATIRIASICO BUSCA NINFOMANA"